Masajes Deportivos. ¿cómo?, ¿por qué?, ¿cuándo?

Masaje deportivo, cuándo,como y por qué

Si practicas deporte habitualmente sabrás que cuidar tus articulaciones es tan importante como entrenar pero a veces algo tan evidente como esto se “nos pasa por alto”

Un buen masaje deportivo realizado por profesionales, con una periodicidad adecuada a nuestro tipo de entreno, deporte y nivel (ya sea amateur o profesional) es fundamental para conseguir una buena recuperación de los músculos, prevenir y evitar lesiones y ayudarnos a tener unos mejores resultados.

Pere Senpau, terapeuta especializado en Masaje Deportivo, Osteopatía y Kinesiología,responsable de Quiroactiva y runner experimentado, nos responde algunas dudas sobre el masaje deportivo.

¿En qué se diferencia un masaje deportivo con respecto a un masaje tradicional?

El tipo de masaje depende de la finalidad del mismo. Así como el masaje neurosedante tiene como finalidad sedar el sistema nervioso, o el masaje terapéutico tratar una dolencia concreta, el masaje deportivo estructura un temporada deportiva buscando en cada momento lo mejor para el cuerpo.

El masaje deportivo se basa en el mantenimiento del cuerpo según el periodo de la temporada en la que nos encontremos. Se distinguen los periodos de pretemporada, de preparación o entrenamiento y el de competición. En cada uno de ellos, las necesidades son diferentes y es muy importante mantener una pauta correcta para ayudar al cuerpo lo máximo posible, con el fin de: preparar la musculatura para los entrenamientos fuertes, acelerar las recuperaciones y evitar las temidas lesiones.

¿Cómo sabemos cuándo “ha llegado el momento de hacerse un masaje”?

Los grandes entrenadores recomiendan no esperar más de 36 horas de entrenamiento para hacer una descarga muscular en la que además del masaje se comprueban  los desequilibrios en la columna y la pelvis, ya que un mal funcionamiento de la pelvis, puede provocar un cambio en la biomecánica del cuerpo que influye en la aparición de lesiones en músculos estabilizadores.

En pretemporada se recomienda realizar masajes dos veces por semana para preparar al cuerpo al estrés que será sometido durante el largo periodo de entrenamiento.

En época de entrenamiento se recomienda cada dos semanas los que entrenan cinco días a la semana o cada mes los que entrenan 2 o 3 veces por semana.

El último mes antes de la competición objetivo, es conveniente hacerse un masaje 1 o 2 veces por semana ya que se trata de un momento crucial, es cuando nos enfrentaremos a nuestra competición objetivo y una lesión no puede echar por tierra el trabajo de toda una temporada.

Existen diferentes tipos de masajes deportivos Pre-competición, Post Competición-Mantenimiento de forma resumida ¿Cuáles son las principales diferencias entre cada tipo de masaje y qué objetivo se persigue con cada etapa?

En pretemporada por ejemplo, se realizan masajes profundos y fuertes cada 2/3 días que ayudan a asimilar la preparación física para regenerar y recuperar el organismo.

En la época de entrenamiento, aparecen las competiciones y empieza la presión psíquica. Son masajes activos  que con el paso de los meses se convierten en tratamientos debido a las apariciones de sobrecargas y lesiones.

En competición, tenemos varios.

  • Pre-competición justo antes de la prueba, se activa el sistema nervioso para preparar al cuerpo al estrés al que será sometido.
  • En competición, se pueden dar lesiones, tirones, sobrecargas, calambres, etc.
  • Y post-competición es un masaje suave, de tipo drenante, para ayudar a eliminar las toxinas que se han acumulado en la musculatura.

Los terapeutas debemos tener un amplio abanico de terapias en nuestra mano ya que hemos de recurrir a todas en algún momento. Las temporadas son largas y los contratiempos que van apareciendo son muchos.

 Pere Senpau Quiroactiva

Pere Senpau, terapeuta especializado en Masaje Deportivo, Osteopatía y Kinesiología emocional y responsable de Quiroactiva.

https://www.facebook.com/Quiroactiva